Transnacionales farmacéuticas se disponen a controlar todo el suministro de alimentos

Por Greg Reese  /  Forbidden Knowledge Tv

Traducido por el equipo de Sott.net

Durante la década de 1990, el devastador ataque de la corporación Monsanto contra los agricultores, sus alimentos modificados genéticamente y sus pesticidas neurotóxicos, inspiraron a la gente a presionar al gobierno para que legislara normas de certificación para los alimentos.

Pero gracias a las transnacionales farmacéuticas (Big Pharma), a Bill Gates y al lavado de cerebro de los medios de comunicación de la cultura pop, Monsanto sigue siendo fuerte y está dispuesta a tomar el control total de tu suministro de alimentos con la ayuda de las mismas familias y fundaciones poderosas que ya controlan el dinero y la energía.

Sus planes para ello se exponen de forma exhaustiva en un reciente informe publicado en Corey’s Digs.

La industria de la agricultura vertical de interior, que es un método muy innovador y eficiente, está siendo financiada por Bill Gates e impulsada por el Foro Económico Mundial como sustituto de la agricultura convencional de exterior.

Aerofarms es el líder de la industria de la agricultura vertical y también codesarrolló el primer producto agrícola editado con genes CRISPR y trabajó con el NIH (National Institutes of Health) para producir proteínas para las vacunas mortales COVID.

Aerofarms deja claro que no son jardineros convencionales. Lo suyo son los productos alimentarios sintéticos, que es claramente la tendencia de esta industria en crecimiento.

Monsanto está creando semillas de corte genético especialmente adaptadas a estas granjas verticales y la Universidad de California está desarrollando una vacuna de ARNm de origen vegetal que las granjas pueden cultivar en cabezas de lechuga, que resulta ser el cultivo principal de estas nuevas granjas.

Estas explotaciones de OGM (organismo genéticamente modificado) ya suministran alimentos a los principales establecimientos, como Kroger, Walmart y Whole Foods, y se están expandiendo masivamente.

Y no sólo se están modificando genéticamente los productos frescos. El USDA y la FDA ya han aprobado modificaciones genéticas en cerdos, salmones y ganado. Y han aprobado la carne sintética cultivada en laboratorio.

El Good Food Institute de Bill Gates planea reimaginar la producción de carne con 10 millones de dólares de apoyo del USDA. Pero para que su oferta de alimentos Big Pharma se convierta en el nuevo modelo americano, necesitarán una gran crisis.

Los cierres de 2020 pusieron en apuros a la cadena de suministro, que se vio aún más afectada por las sanciones de Estados Unidos contra Rusia. Esto ha creado una crisis de escasez de alimentos.

Además, en las últimas semanas se han destruido misteriosamente más de una docena de plantas de procesamiento de alimentos, así como varias plantas de fertilizantes durante una importante crisis de fertilizantes.

Para empeorar las cosas, el Union Pacific Railroad obliga a reducir en un 20% los envíos de la mayor empresa de fertilizantes del mundo.

Y cuando la gente exige una solución, resulta que Bill Gates está fuertemente invertido en fertilizantes alternativos y es también uno de los principales accionistas de la compañía ferroviaria Canadian National Railway, que dice estar ayudando al crecimiento del mercado de fertilizantes.

Tal vez Bill Gates y Monsanto se ofrezcan a salvar a todo el mundo con su nuevo fertilizante de bacterias editadas genéticamente y tal vez les salga el tiro por la culata, como ocurrió en África, cuando después de 15 años de intentar ayudar, lo único que consiguieron Gates y Monsanto fue aumentar el hambre en un 31%.

Pero no importa, porque es Monsanto-Bayer al rescate, con sus fábricas de alimentos Big Pharma con la nueva vacuna de lechuga de ARNm.

Y por si fuera poco, el objetivo declarado de esta nueva industria de los “Frankenfoods” es hacer que todos los alimentos sean rastreables y eso significa recubrirlos todos con nanotecnología.

Quien controla el suministro de alimentos controla a la gente;
quien controla la energía puede controlar continentes enteros;
quien controla el dinero puede controlar el mundo.
– Henry Kissinger

loading...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: