Turquía amenaza a EEUU con una “confrontación” directa en Siria

Un soldado turco sobre un tanque cerca de la frontera siria, 24 de enero de 2018.

Por Hispan Tv

El vice primer ministro turco, Bekir Bozdag, ha advertido este jueves de que soldados estadounidenses se convertirán en objetivo de los ataques de Turquía, si no ‘dejan de apoyar a los terroristas’ en el norte de Siria, en plena referencia a las fuerzas kurdas.

“Estados Unidos tiene que revisar a sus soldados y miembros que dan apoyo a los terroristas sobre el terreno para evitar la confrontación con Turquía”, ha señalado en una entrevista concedida a la cadena de televisión turca A Haber.

Al desarrollar tal postura, el funcionario turco ha subrayado que de seguir brindando respaldo armamentístico a las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo), soldados estadounidenses “se convertirán en objetivo en esta batalla”.

Pocos días después de que la llamada coalición contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) liderada por Estados Unidos confirmara que estaba adiestrando en Siria a un nuevo ejército compuesto por 30.000 milicianos kurdo-árabes, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunció el pasado sábado el lanzamiento de la llamada “Operación Rama de Olivo” en la ciudad de Afrin (norte de Siria).

Esa operación busca expulsar del distrito de Afrin a los combatientes de las YPG, que según Ankara, están asociados con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo), al que considera “terrorista”.

El miércoles, Erdogan alertó de que la operación de Afrin se extenderá a la ciudad de Manbiy (noroeste sirio), entre otras zonas en la frontera que comparten Turquía y Siria. “Limpiaremos la región de terroristas, desde la ciudad siria de Manbiy y a lo largo de toda nuestra frontera”, aseveró.

A este respecto una fuente del Ejército Libre Sirio (ELS), apoyado por Ankara, dio a saber ayer miércoles que 10.000 combatientes están preparados para la operación de Manbiy, ciudad controlada también por las fuerzas kurdo-árabes apoyadas por Washington.

Este mismo jueves, el primer ministro turco, Binali Yildirim, ha informado de que desde el comienzo de la Operación Rama de Olivo, las Fuerzas Armadas de Turquía han acabado con 300 radicales.

Ankara y Washington, ha declarado Yildirim, ambos son miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), si bien el primero “protege sus fronteras de una amenaza terrorista”, mientras el segundo “suministra armas a los terroristas”, ha lamentado.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: