DictaduraEl Nuevo Orden MundialLa industria farmacéuticaSalud

Un abogado dice que El Pentágono “engaña” a los miembros del servicio al promover Novavax como una opción de la vacuna COVID más “ética”

Por THEEPOCHTIMES

loading...

Visto en: Trikooba Blog

Un abogado y veterano de la Fuerza Aérea está cuestionando la promoción del Pentágono y de la Fuerza Aérea de Novavax como una vacuna que no tiene vínculos con líneas celulares derivadas de fetos, diciendo que este no es el caso.

Con casi 20 años de servicio militar, el teniente coronel Davis Younts actualmente se desempeña como Juez Abogado General de la Reserva de la Fuerza Aérea (JAG). Youngs representa a varios clientes militares en su capacidad privada como abogado civil.

“Desde el principio, todo lo que tiene que ver con el mandato de la vacuna militar [emitido por el secretario de Defensa Lloyd Austin en agosto de 2021] ha sido engañoso”, dijo Younts a The Epoch Times.

Un ejemplo de esto, argumentó, es la “oferta dudosa” de presentar los productos etiquetados de Pfizer-BioNTech—que recibieron la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) bajo una Autorización de uso de emergencia (EUA)—como una vacuna con plena Aprobación de la FDA.

Younts también señaló que los miembros del ejército empezaron a enfrentarse a diversas amenazas por su objeción religiosa a la vacuna, que iban desde una corte marcial hasta una pena de cárcel.

“Se presiona constantemente [a los no vacunados] como si lo único que importara no fuera la preparación militar, la ley o la justicia, sino las inyecciones en los brazos”, dijo Younts.

El JAG solicitó personalmente una exención religiosa, pero fue denegada.

Hoy, Younts dijo que representa a unos 60 miembros militares en una situación similar, incluido a Corey Maverick, un grupo de SEAL actualmente protegido por una orden judicial preliminar emitida en enero, y varios otros que se han enfrentado a amenazas de corte marcial y encarcelamiento.

Pauta Novavax

Si bien los clientes de la Fuerza Aérea de Yount también están protegidos por una orden judicial preliminar del 27 de julio, el abogado está alertando sobre “una directriz que se envió a prácticamente todos los niveles” del Comando de la Fuerza Aérea. La directriz se emitió en julio y se titula “Documento de antecedentes sobre la vacuna contra COVID-19 Novavax”.

A principios de este año, la vacuna de Novavax fue promocionada como una opción de vacuna que “podría atraer a los escépticos cristianos pro-vida”. La FDA autorizó la vacuna contra COVID-19 Novavax para uso de emergencia el 19 de julio.

Younts dijo que era una vacuna que llamó la atención de él y de otros porque parecía que iba a ser “producida éticamente”. Como resultado, para algunos de sus clientes cuya principal objeción religiosa a las vacunas era el uso de células fetales en las pruebas y el desarrollo o en el mismo producto, Novavax se convirtió en una opción.

“En el desarrollo, la fabricación o la producción de la vacuna candidata Novavax COVID-19, NVX-CoV2373, no se utilizan líneas celulares o tejidos derivados de fetos humanos, incluidas las células HEK293”, dijo un portavoz de Novavax a Religion News Service en febrero.

Pero los defensores de la vida han señalado un artículo científico publicado en octubre de 2020 con varios autores empleados por Novavax, Inc., que incluye una comparación entre una proteína producida por “células 293F de riñón embrionario humano (HEK)” con la proteína producida por insectos de Novavax. El documento descubrió que la proteína producida por insectos de Novavax tenía una integridad estructural similar a la proteína producida por HEK293. La línea celular HEK293 se extrajo originalmente del riñón de una niña abortada en 1973.

Un portavoz de Novavax negó que este estudio demostrara que se utilizaron líneas celulares fetales en el proceso de prueba. “La referencia en el artículo de Science a las células HEK293 se basó en un conocimiento científico bien establecido, no incluyó la proteína de nuestra vacuna y es completamente independiente del desarrollo de la vacuna COVID-19 de Novavax”, dijo el portavoz a Religion News Service.

Sin embargo, los defensores de la vida argumentan que incluso si Novavax no usó HEK293 en las pruebas, utilizó el conocimiento derivado de pruebas previas de la línea de células fetales realizadas por otros.

“Lo que hizo Novavax se sintió engañoso”, dijo Younts, y agregó que el fabricante de la vacuna “se esforzó mucho por ocultar su contrato con laboratorios de terceros que se basaban en los datos de las mismas pruebas y desarrollo de células fetales que estaban utilizando Pfizer y Moderna”.

Lo que resulta “inquietante” para Younts es que, mientras las Fuerzas Aéreas habían empezado a acatar la orden judicial preliminar de julio, los altos mandos del Pentágono y de las Fuerzas Aéreas empezaron a sugerir que los cristianos no debían objetar a Novavax, dijo.

Pero sus clientes, al igual que muchos otros militares, se opusieron porque “sigue habiendo un vínculo con las células fetales que la gente debería conocer”, dijo Younts. “Todavía pueden justificar legalmente su objeción religiosa”.

“A través de los expedientes judiciales oficiales, el Departamento de la Fuerza Aérea, así como el Departamento de Defensa y el Departamento de Justicia, están al tanto de que la información sobre Novavax que la empresa y las Fuerzas Aéreas están difundiendo no es exacta”, dijo.

“Independientemente de que lean o no los documentos judiciales, como parte del litigio, el Pentágono y las Fuerzas Aéreas son conscientes de ello, y siguen difundiendo estas directrices a los mandos a través de un documento de referencia”, añadió. Mientras tanto, el documento indica que “no se utilizan líneas de células fetales humanas para fabricar, probar o producir la vacuna Novavax”.

Muchos de sus clientes de las Fuerzas Aéreas, así como del Ejército, han tenido que ir a reunirse con sus respectivos comandantes y proveedores médicos para reconocer que se les ha ofrecido Novavax como “una opción segura y ética”, dijo Younts. “Eso es extremadamente preocupante y extremadamente frustrante”, añadió.

“Está creando una ausencia total de confianza en el liderazgo militar”, dijo. “Aparte de que se les ofrece una vacuna no ética, ¿por qué se les ofrece tan siquiera [a los miembros del servicio] un producto de la EUA?”.

Como resultado de las supuestas injusticias cometidas por el Departamento de Defensa, Younts dijo que está “agradecido por los muchos otros abogados que están en esta lucha y siguen comprometidos a luchar para proteger los derechos constitucionales de los militares en las cortes”.

Dijo que sus clientes creen que “esta defensa de los derechos constitucionales no solo es fundamental para la preparación militar, sino que es una parte importante de la protección de los derechos de todos los estadounidenses”.

Younts enfatizó que sus puntos de vista no reflejan los del Departamento de Defensa o el Departamento de la Fuerza Aérea. El Pentágono no respondió una consulta por parte de The Epoch Times sobre el documento de antecedentes. The Epoch Times se ha comunicado con Novavax para solicitar comentarios.

loading...

Deja un comentario