Un astrónomo de Harvard habla de un “mensaje en una botella” de otras civilizaciones

Foto: Pixabay

Por Sputnik

El director del departamento de astronomía de la Universidad de Harvard, Abraham Loeb, habló en exclusiva con Sputnik sobre su polémico estudio acerca del misterioso objeto interestelar llamado Oumuamua y de la posible existencia de otras civilizaciones.

El renombrado astrónomo publicó recientemente un estudio en el que sugiere que el objeto interestelar Oumuamua podría ser una nave de origen alienígena en misión de reconocimiento.

“Este objeto muestra seis propiedades peculiares que no pueden ser fácilmente explicadas. Una de las más intrigantes es que su órbita se desvía de la forma esperada, sobre la base de la gravedad del Sol”, explicó Loeb en entrevista con Sputnik.

En el caso de los cometas, esto podría suceder como resultado de la desgasificación, lo que los empuja hacia adelante. Esto no ocurre aparentemente en Oumuamua, apuntó Loeb. La única explicación que se le ocurre al astrónomo es que se trata de la luz solar empujando a un objeto muy delgado, similar a una vela ligera.

“Si alguien tiene una mejor explicación para esta desviación de la órbita, debe presentarla en un artículo científico y examinaremos los datos actuales y quizás recopilaremos más datos sobre este objeto u objetos similares y lo resolveremos. La forma en que abordé esto es como científico, no hay prejuicios. Debemos estar abiertos a todas las posibilidades”, subrayó Loeb.El astrónomo lamentó que muchos científicos tienen prejuicios y presentimientos acerca de los fenómenos, lo que podría ponerse en el camino de nuevos descubrimientos.

“Nos arriesgamos a perder descubrimientos inesperados si siempre esperamos que el futuro se asemeje al pasado (…) Creo que deberíamos mantener la mente abierta; la noción de que pudiera existir una civilización extraterrestre se basa en el hecho de que nuestra civilización existe y en que las condiciones físicas en la superficie de muchos otros planetas se parecen a las de la Tierra”, consideró Loeb.

“Por lo tanto, la posibilidad de un mensaje en una botella de otra civilización no debe descartarse ‘ab initio’ —desde el principio—”, subrayó el astrónomo.

Loeb consideró que cree que es natural que muchos de sus colegas se mantengan escépticos acerca de los posibles orígenes del Oumuamua.

“Es bastante natural que las personas sean conservadoras, crean que el futuro es similar al pasado y basen sus creencias en experiencias que fueron moldeadas por lo que saben. Eso es un obstáculo para avanzar, porque deberíamos ver las evidencias. La evidencia es la clave para desentrañar la verdadera naturaleza de la realidad que nos rodea”, subrayó.

Sin embargo, Loeb se mantiene positivo y afirma creer que un día será posible realmente descubrir de qué trata realmente el Oumuamua.

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: