‘Un delito susceptible de juicio político’: el Dr. Robert Malone critica las enmiendas de la OMS propuestas por el administrador de Biden

Por LifeSiteNews

El Dr. Robert Malone, el inventor de la tecnología de ARNm, criticó el viernes las recientes enmiendas propuestas por la administración de Biden al Reglamento Sanitario Internacional (RSI) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “un delito punible”.

Malone argumentó en el programa War Room de Steve Bannon que las enmiendas propuestas, que el Dr. Peter Breggin y Ginger Breggin han señalado esencialmente entregarían la soberanía de los EE. UU. y otras naciones miembros de las Naciones Unidas a la OMS, es una subversión deliberada de la Constitución de los EE. UU. .

Los Breggins han señalado que las enmiendas “facultarán al Director General de la OMS para declarar emergencias o crisis de salud en cualquier nación y hacerlo de manera unilateral y contra la oposición de la nación objetivo”.

El viernes, Malone esbozó una imagen de la sujeción política sin precedentes a la OMS, que se impondría no solo a los EE. UU. sino a todos los estados miembros de la ONU, que posteriormente se haría posible.

“Según el artículo cinco, la OMS desarrollará criterios de alerta temprana que le permitirán establecer una evaluación de riesgos [de salud] para un estado miembro, lo que significa que puede usar el tipo de simulación de modelos de predicciones que exageraron el riesgo de COVID 19 durante dos hace años”, dijo Malone, señalando que esto implica un mundo de “mayor vigilancia”.

“Una vez que la OMS crea su evaluación unilateralmente, la comunicará a las organizaciones intergubernamentales en otros estados miembros. Luego tendrán un plazo de 48 horas… para tomar una decisión de ‘ir o no’ sobre el cumplimiento del mandato, que está completamente bajo el control de Tedros, el director general de la Organización Mundial de la Salud”.

Según Malone, esto permitiría a la OMS “eludir la constitución de los Estados Unidos” y “socavarla a través de esta lógica torturada de que la salud pública debe tener preeminencia sobre la Constitución estadounidense”.

Como han señalado los Breggins, “no hay un límite específico para lo que constituye una emergencia de salud”, que según la OMS incluye cualquier “enfermedad o condición médica… que presente o pueda presentar un daño significativo para los humanos”.

Malone agregó que “paralelamente” a los cambios de reglas propuestos, el Congreso tomó medidas para “esencialmente permitir que el presidente firme un tratado sin la autorización del Congreso”, eliminando aún más la capacidad del pueblo estadounidense de consentir ser gobernado esencialmente por partidos no elegidos.

“Lo que esto significa es que el sistema político estadounidense y la Organización Mundial de la Salud lo impondrán antes de las elecciones intermedias de noviembre”, dijo Malone.

“Esta es una de esas cosas que suenan a ciencia ficción. Es difícil creer que el presidente de los Estados Unidos y su administración estén socavando intencionalmente la Constitución, pero en lo que a mí respecta, eso es lo que ocurre. Esto constituye una violación de su juramento de cargo para defender la Constitución”, dijo Malone a Bannon.

Malone dijo que no solo la constitución, sino también los “derechos de los estados”, que incluyen el “control de la atención médica”, se están entregando a la OMS y también, sugirió, a sus “dos principales donantes”: el Partido Comunista Chino, y la Fundación Bill y Melinda Gates.

“Esos dos controlan el punto final de la OMS”, dijo Malone.

Si bien los poderes potenciales de la OMS durante un riesgo para la salud “potencial o real” de este tipo no están claramente definidos, los Breggins han observado que la “amplitud del alcance del poder de la OMS” está indicada por las otras agencias de la ONU con las que se “entregará”. el derecho” a trabajar con, “incluidos los relacionados con la alimentación y la agricultura, la sanidad animal, los programas ambientales, “u otras entidades pertinentes” (artículo 6.1)”.

“Esto tampoco requerirá el permiso de la nación identificada… Y como hemos visto, el prólogo de estas regulaciones presenta una gama mucho más amplia de posibles agencias colaboradoras”, escribieron los Breggins.

Señalaron además que debido a que “el evento que pone en peligro la salud puede ser tan inespecífico como para tener ‘causas o fuentes desconocidas'”, la OMS “tendrá poderes ilimitados para definir y luego implementar sus intervenciones”.

loading...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: