Un empresario convertido en periodista: “Cualquiera que escriba en las redes ahora se considera ‘reportero'”

Por Sputnik

El francés Jean-Pierre Duthion se trasladó a Siria para trabajar en la esfera empresarial, pero terminó convirtiéndose en un reportero de guerra. Conoce su historia en Sputnik.

Duthion vivió en Siria durante siete años —entre 2007 y 2014— y trabajó ayudando a empresas francesas e internacionales a establecerse en el mercado sirio. En 2011, cuando estalló la guerra, decidió quedarse en el país e incluso abrió un bar en Damasco.

Al darse cuenta de las discrepancias entre lo que en realidad estaba sucediendo en la capital siria y lo que publicaban los medios de comunicación y los Gobiernos occidentales, Duthion comenzó a publicar imágenes de Damasco en su cuenta de Twitter.Poco tiempo después, distintos medios de comunicación franceses y europeos empezaron a buscar a Duthion para acompañar a periodistas durante sus visitas a Damasco, en particular tras el ataque químico de Guta de 2013.

En 2014, Duthion fue arrestado, según él, por haberse negado a dar un soborno, pero unos días más tarde fue liberado y con la ayuda de la Embajada de Rumanía y del cónsul francés en Beirut, se trasladó al Líbano. Al regresar a Francia, empezó a trabajar como consultor para varios medios de comunicación mundiales acerca de la cuestión siria.

En una entrevista con Sputnik, Duthion compartió los detalles acerca de su vida en Siria, del abordaje de los medios occidentales sobre la cuestión del país árabe y del inicio de su carrera como periodista.

  • Las noticias frente a la realidad

“Cuando los ecos de disparos y explosiones son distantes, cuando ves humo en la distancia, y al mismo tiempo en France 24, BBC, CNN transmiten que las manifestaciones ‘están siendo reprimidas en todo el país y que cientos, miles de personas fueron asesinadas’, empiezas a preguntarse cuáles son las fuentes de esos medios”, comentó Duthion.

“Sus fuentes son, por supuesto, personas lejos de ser objetivas, ya que en ese momento los periodistas, con raras excepciones, no tenían derecho a estar en Siria”, destacó.

Según Duthion, las fuentes habitualmente son testigos a quienes los canales como France 24 llaman “reporteros civiles”. Estas personas cuentan lo que está sucediendo con la ayuda de un teléfono, a través de Skype, desde sus habitaciones, detalló.Duthion apuntó que a menudo en los grandes medios “la ética periodística” se olvida y las informaciones no se verifican, como está recomendado, a partir de tres fuentes que no están familiarizadas entre sí.

“Cualquiera que escriba en Twitter o publique algo en Facebook se convierte en una ‘fuente legítima y real de información’, es decir, ya no hay oportunidad de cuestionar sus palabras”, comentó.

Cualquier opinión que atacara a las autoridades sirias se vio difundida y publicada, apuntó Duthion al lamentar que precisamente este enfoque unilateral de los medios empujó a más gente a las calles mientras él “sabía cien por cien que en Damasco no habría un cambio de régimen”.

  • Convertirse en periodista

Duthion contó que “accidentalmente” se convirtió en periodista el día que France 24 y otros medios de información relataron que cientos de manifestantes se encontraban en la plaza Al Abasiyín en la ciudad de Damasco y que la revolución estaba a punto de comenzar.

“Estaba comprometido con una chica que vivía a tres minutos de esta plaza. Subí al auto y fui hasta allá. La plaza estaba demasiado silenciosa para ser un lugar donde se iba a derramar sangre, no había ni un alma allí. Mi auto era uno de los pocos en la plaza. Decidí detenerme y tomar algunas fotos que publiqué en Twitter”, contó Duthion a Sputnik.

Luego de eso, el teléfono de Duthion no paró de sonar y durante el resto del día él estuvo hablando con periodistas de CNN, BBC y de medios franceses que vieron las fotos publicadas por él en Twitter.

  • El ataque químico en Guta

En 2013, tuvo lugar un ataque químico en el suburbio de Guta, en Damasco. Existen distintas versiones acerca de la autoría del evento y la cantidad de muertos en la ocasión. En particular, los Gobiernos de los países occidentales atribuyen la culpa al Damasco oficial mientras éste rechaza rotundamente su implicación.

Para Duthion, el ataque químico es algo que “carece de lógica”:

“Los observadores de la ONU se encontraban a algunos kilómetros de Guta, a la entrada de Damasco (…) Es difícil imaginar que el Gobierno sirio usara armas químicas en Guta, mientras que a pocos kilómetros de distancia estaban los observadores de la ONU que vinieron específicamente para asegurarse de que Siria no tenía armas químicas”, comentó Duthion.

El hombre consideró que no tenía sentido llevar a cabo un ataque químico justamente en aquel lugar, en aquel momento. Además, subrayó que el Ejército sirio, es decir, los soldados del Ejército sirio vistos por él en el país en aquella época “tenían un armamento muy pobre y muchos de ellos no tenían ni chalecos antibalas”.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: