Un “Platillo Volador” diseñado por científicos del MIT para explorar la Luna

Por Erick Sumoza  / Ufo Spain

Es posible que alguien vea un platillo volador surcando los cielos… pero para su sorpresa, podría ser nuestro. Y es que el MIT ha diseñado un objeto volador discoidal para explorar la Luna.

Según explican, el platillo volador sería alimentado por el campo eléctrico que se acumula debido a la exposición directa del Sol y el plasma circundante. En ausencia de atmósfera, esta exposición solar genera carga que puede hacer levitar polvo a más de un metro sobre la superficie lunar.

Un platillo volador para explorar la Luna

El rover sería hecho de Mylar, un material que tiene la misma carga cuando lo golpean los rayos del Sol. Se usarían pequeños rayos de iones para cargar el vehículo y aumentar la carga natural de la superficie, contrarrestando la gravedad.

Paulo Lozano, ingeniero aeroespacial del MIT, señaló lo siguiente:

«Con un rover levitando, no tenemos que preocuparnos por ruedas o piezas móviles. El terreno de un asteroide podría ser totalmente irregular, y siempre que tuviéramos un mecanismo controlado para mantener flotando el rover, este podría atravesar un terreno inexplorado y muy accidentado, sin tener que esquivar los obstáculos físicamente».

Los propulsores de iones, llamados fuentes de iones iónico-líquido, son pequeñas boquillas que se han usado anteriormente para impulsar satélites a través del espacio.

El combustible real es sal fundida, que cuando golpea con una carga eléctrica, sale disparada de las boquillas como un rayo.

Así, la carga se transfiere a la superficie de abajo para complementar su propia carga natural. Los modelos matemáticos confirman que la idea podría funcionar, proporcionando un empuje suficiente para que el platillo volador despegue.

En un experimento de laboratorio, se usó fuentes de iones iónico-líquido para provocar una fuerza electrostática, el equipo pudo hacer levitar un vehículo pequeño del tamaño de la palma de la mano pesada alrededor de 60 gramos.

Levitación de la teoría a la práctica

La cantidad de fuerza que se requirió, dependería del tamaño del cuerpo planetario.

«Este tipo de diseño iónico utiliza muy poca energía para generar mucho voltaje. La energía necesaria es tan pequeña que podría hacer esto casi gratis».

Cuando está empacando para un viaje a la Luna, es importante empacar lo más liviano posible. En ese caso, la sonda propuesta obtendría gran parte de su energía de forma natural.

El análisis actual solo prueba que la levitación es posible. Para llevar el rover a una altura considerable, se requerirían más modelos. Pero los cálculos subyacentes se verifican.

Este tipo de rover en forma de platillo volador, también podría explorar grandes asteroides. Lo que brinda a los expertos, una forma de examinar cuerpos rocosos de cerca con vehículo que no se inmuta por superficie irregulares, y que puede extraer parte de su energía de campos eléctricos naturales.

Este tipo de tecnología sumamente avanzada ha sorprendido a propios y extraños y genera sospechas sobre sus orígenes. Sin embargo, no se puede negar que podría ayudar en muchos aspectos a la exploración espacial.

loading...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: