Una tormenta eléctrica apaga el implante de una mujer que se encontraba en su casa

Por RT

Un estudio describió el primer caso conocido en el que un rayo afecta a un dispositivo de estimulación cerebral.

Un estudio publicado en la revista Journal of Neurosurgery ha descrito el extraordinario caso de una mujer eslovena de 66 años que vio como el implante cerebral que portaba se apagó después de que un relámpago golpeara su vivienda. 

Según describe el portal IFL Science, el sistema de estimulación cerebral profunda de la mujer consiste en insertar unos electrodos en la cabeza que emiten impulsos eléctricos para estimular determinadas partes del cerebro. Se utiliza, por lo general, para los pacientes con la enfermedad de Parkinson o con temblor esencial.

Estos dispositivos pueden ser afectados por fuertes interferencias electromagnéticas, como las causadas por los detectores de metal, destaca el medio. Sin embargo, este estudio reportó el primer caso conocido de un implante afectado por un relámpago.

La mujer, que utilizaba el implante para combatir espasmos musculares en el cuello, se encontraba en su casa durante una tormenta eléctrica. Un rayo golpeó el apartamento, incendiando el televisor y el aparato de aire acondicionado, que estaban encendidos en esos momentos. Una hora después, la mujer empezó a sentir espasmos en el cuello.

Los médicos descubrieron que su implante de estimulación cerebral había sido apagado por la fuerte interferencia electromagnética causada por el relámpago. Y aunque las consecuencias no fueron graves, podrían haber sido mucho peores si la mujer hubiera estado recargando el dispositivo en esos momentos, señala el portal.

Estos implantes disponen de un cargador que a su vez también necesita ser recargado. Los médicos advierten contra la recarga del dispositivo en los momentos en los que el cargador está enchufado a la red eléctrica, porque en una situación como la de una tormenta eléctrica, una descarga eléctrica podría ser conducida hasta el cerebro. 

Así, los investigadores recomiendan que “el cargador se cargue primero y se desconecte del enchufe eléctrico antes de ser utilizado para cargar” el implante, y, sobre todo, no cargarlos “simultáneamente durante una tormenta eléctrica”. Asimismo, los científicos propusieron que los fabricantes de estos dispositivos mencionen en las indicaciones de seguridad “la posibilidad de peligro de interferencia electromagnética generada naturalmente, como una tormenta eléctrica”.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: