Vivir con mielitis transversa tras la vacunación Covid-19

Por Miguel Jara / migueljara.com

Pau y Natalia, profesor de secundaria él y abogada ella, no son «negacionistas» ni «antivacunas», de hecho Natalia se ha vacunado de las tres dosis contra la Covid-19, mientras que Pau únicamente tiene la primera dosis de la vacuna Astrazeneca. El problema es que sufrió graves daños neurológicos de los que trata de recuperarse.

-¿Qué ocurrió tras la vacunación, cuándo se produjeron los posibles daños y en qué consisten?

Pau se inoculó de la vacuna Astrazeneca (la primera dosis) el 31 de marzo de 2021. Fue de los primeros por su condición de docente. A partir del décimo día después de la inoculación fue cuando empezó a tener los primeros síntomas. Comenzó con una quemazón en la zona lumbar que poco a poco fue extendiéndose por la zona torácica.

Pau el día de la vacunación.

Pau el día de la vacunación.

Esperamos siete días pensando que mejoraría, no obstante, como los síntomas iban empeorando acudimos al médico. Estuvimos yendo al médico todos los días. Nunca había tenido problemas de salud.

El médico de cabecera del centro privado de salud La Creueta nos envió a la clínica IMED Levante situada en Benidorm y en su informe indicó que tenía que reconocerlo un neurólogo, ya que sospechaba que se trataba de una afección neurológica causada probablemente por la vacuna.

Pero allí concluyeron que se trataba de una infección de orina, en consecuencia y, al observar nosotros que los síntomas empeoraban decidimos acudir a urgencias de la clínica privada Vistahermosa de Alicante donde acabó ingresado todo un fin de semana.

Así, el domingo 25 de abril le visitó en la habitación el neurólogo y concluyó que se trataba de una mielitis tranversa (inflamación de ambos lados de una sección de la médula espinal) y nos aconsejó pedir el alta voluntaria y acudir al Hospital General de Alacant, ya que allí no podían someterle a las pruebas (resonancia) por ser domingo.

Durante esa semana que estuvimos acudiendo a médicos los síntomas se fueron agravando, de modo que la quemazón fue extendiéndose hacia las piernas llegando incluso a sondarle, ya que el aparato urinario dejó de funcionar y el sábado 24 de abril ya no caminaba.

Esa quemazón, al mismo tiempo que se extendía hacia las piernas fue subiendo hacia el pecho y llegó a tener debilidad en los brazos y pecho quedando sin sensibilidad del pecho hacia abajo.

-¿Qué consecuencias le ha acarreado este efecto adverso?En el hospital intentando recuperarse.

En el hospital intentando recuperarse.

Aparte de la baja laboral, no hemos podido ni podemos llevar una vida normal, ya que no sólo es que necesite rehabilitación, también siente dolor todos los días y está aún recuperando tanto el aparato urinario como el digestivo.

Sin comentar los problemas anímicos que esta enfermedad ha acarreado tanto a él como a su familia. Además no tenemos la certeza de que se vaya a recuperar al 100%.

-¿Conocíais de antemano los posibles efectos adversos de esas vacunas? ¿Firmásteis consentimiento informado? ¿hubo receta de un médico antes de la vacunación?

No, no conocíamos los posibles efectos adversos y no firmamos un consentimiento informado. Ten en cuenta que era de los primeros a los que se inoculaba la vacuna Astrazeneca por su condición de docente. Tampoco hubo receta médica antes de la vacunación.

-¿Qué han dicho los médicos que le han tratado, han puesto por escrito algo referido a la relación de causalidad vacunación-daños?

Sí, durante su estancia en el Hospital General de Alicante le sometieren a múltiples pruebas médicas para descartar otras posibles causas. Cuando lo descartaron todo nos afirmaron que la causa de esta enfermedad (mielitis transversa) fue la vacuna Astrazeneca y así consta en los numerosos informes que tenemos.

-¿Cual ha sido el trato recibido por parte de los médicos?

Con respecto al Hospital General de Alicante debemos decir que el trato no solo fue excelente, sino que casi se convirtieron en amigos y amigas, debido a que estuvo ingresado más de 40 días, lo que no llevó a tener muy buena relación con el personal sanitario.

-¿Habéis notificado esos efectos secundarios?

Desde el citado hospital nos comunicaron que estos efectos secundarios se notificaron.

-¿Volveréis a vacunaros de la Covid?

Pau no puede, ya que tras consultarlo con distintos neurólogos le recomendaron que no se vacunase ni siquiera de la gripe.

-¿Tenéis pensado emprender acciones legales de cara a que se compensen los daños padecidos?

Por supuesto.

Desde la Agencia Española de Medicamentos no se han puesto en contacto con la pareja, cuando la entidad reconoce la mielitis como reacción adversa de la vacuna.

Visto en: Sott.net

loading...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: