Xi Jinping habría usado medicina tradicional china para tratar un aneurisma cerebral, según informan medios indios

Traducido de Breitbart.com por Tierra Pura.org

Periódicos y agencias indias informaron el miércoles de que al líder chino Xi Jinping se le  diagnosticó en secreto un aneurisma cerebral en 2021 y que había rechazado las cirugías, prefiriendo en su lugar utilizar la “medicina tradicional china”.

Asian News International (ANI) publicó lo que parece ser el primer informe en inglés en el que se afirma que Xi, sigue luchando actualmente con los síntomas de una grave enfermedad, pero que ha rechazado el tratamiento convencional. 

Algunos de los medios de comunicación más destacados de la India -como Times of India, News18, New Delhi Television (NDTV), World Is One News (WION), Zee News y Hindustan Times- han reproducido el informe de ANI o han publicado informes originales sobre la supuesta noticia.

La India es uno de los rivales económicos más destacados de China y, por tanto, tiene mucho que ganar con los informes que sugieren que Xi está atravesando una crisis de salud, rechazando los tratamientos probados para esa enfermedad y dejando así abierta la posibilidad de un cambio de liderazgo.

“El presidente chino Xi Jinping sufre de un “aneurisma cerebral” y tuvo que ser hospitalizado a finales de 2021”, informó ANI, añadiendo luego: “Se sabe que prefirió ser tratado con medicinas tradicionales chinas en lugar de ir a la cirugía, que ablanda los vasos sanguíneos y reduce el aneurisma.”

Un aneurisma es un vaso sanguíneo que se hincha; en el cerebro, dicho vaso podría reventar y causar graves complicaciones de salud o la muerte.

“La mayoría de los aneurismas cerebrales, sin embargo, no se rompen, no crean problemas de salud ni causan síntomas. Estos aneurismas suelen detectarse durante las pruebas de otras enfermedades”, según la Clínica Mayo.

La Medicina Tradicional China (MTC) es un conjunto de tratamientos médicos no probados, muchos de ellos antiguos, muy utilizados en China para una gran variedad de enfermedades. Muchos son a base de hierbas o de hongos, y consisten en tés, sopas y otros preparados. 

Bajo el mandato de Xi, el Partido Comunista Chino ha invertido mucho en la promoción de la MTC como industria lucrativa. Se estima que la MTC genera hasta 27.000 millones de dólares al año en beneficios para el régimen.

La MTC se ha convertido en un sector económico especialmente importante para China tras la pandemia del coronavirus chino, ya que el gobierno ha presionado fuertemente a los ciudadanos para que opten por tés y sopas para tratar la infección viral en lugar de tratamientos que han pasado por rigurosos estudios clínicos y han sido aprobados en Occidente.

“Últimamente, se ha especulado sobre la salud de Xi, ya que había evitado reunirse con los líderes extranjeros desde el brote de COVID-19 hasta los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín”, informó ANI. 

“Anteriormente, en marzo de 2019, durante la visita de Xi a Italia, se observó que su marcha era inusual con una notable cojera y, más tarde, también en Francia durante la misma gira, se le vio tomando apoyo mientras intentaba sentarse”

News18 añadió en su informe que la salud de Xi Jinping ha sido objeto de especulaciones durante años.

“En octubre de 2020, el retraso de Xi en su aparición en un evento en Shenzhen, su lentitud al hablar y su ataque de tos crearon aún más especulaciones de que podría estar sufriendo de mala salud”, observó el medio indio. 

En ese momento, se extendió el rumor de que Xi había contraído el coronavirus chino, pero el PCCh nunca se refirió a los rumores, y Xi acabó haciendo posteriores apariciones públicas.

El Partido Comunista Chino no ha abordado los rumores al cierre de esta edición. 

El Diario del Pueblo, el periódico oficial del Partido Comunista chino, publicó dos historias el martes y el miércoles sobre las actividades de Xi: una llamada telefónica con el presidente francés Emmanuel Macron el martes y fotos de Xi supuestamente asistiendo a un evento en honor de la Liga de la Juventud Comunista de China. 

En las fotos, Xi aparece en una plataforma elevada frente a una audiencia de miembros de la Liga de la Juventud, aparentemente sentado a dos metros de distancia de los líderes más cercanos del partido.

India y China son rivales económicos y políticos cada vez más enfrentados. Las relaciones entre los gigantes asiáticos vecinos alcanzaron nuevos mínimos en 2020 después de que las tropas de su frontera compartida se enfrentarán en una batalla mortal con piedras, palos y otras armas rudimentarias, que supuestamente causó el doble de muertes del Ejército Popular de Liberación (EPL) chino que de militares indios. 

Por su parte, India admitió la pérdida de un oficial al mando, el coronel Santosh Babu; pero China negó los informes de docenas de muertos y afirmó que sólo había perdido cinco soldados.

Desde entonces para mantener viva la animosidad contra la India, China ha hecho que los veteranos del combate, conocido como la batalla del Valle de Galwan, participen en eventos importantes. Recientemente, un veterano del EPL fue homenajeado en el desfile de la antorcha de los Juegos Olímpicos de Pekín 2022.

 A la luz de los cierres en curso en algunos de los centros económicos más importantes de Beijing, sobre todo en Shanghái, Nueva Delhi ha estado atrayendo a las empresas internacionales y ofreciéndoles una alternativa más estable que hacer negocios bajo una dictadura comunista.

La India ha intentado atraer a los principales socios económicos de China para que se alejen del país comunista, con un éxito moderado.

El mes pasado, Australia -que ha expresado su preocupación por la creciente influencia de China en su economía- firmó un importante acuerdo comercial con India y señaló explícitamente que parte del beneficio de hacerlo era independizarse de la economía china.

“Por razones económicas, vamos a tener que reemplazar a China en las cadenas de suministro y, francamente, no hay mejor sustituto de China y de muchas de sus cadenas de suministro que la India, dada la base de fabricación tan sofisticada de este país”, declaró a WION el ex primer ministro y actual enviado comercial especial de Australia a la India, Tony Abbott.

loading...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: