Zuckerberg entona el “mea culpa” por fuga de datos en Facebook

El fundador y director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, ante senadores estadounidenses en Washington, 10 de abril de 2018.

Por Hispan Tv

El fundador y director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, que testifica este martes por primera vez ante el Congreso de Estados Unidos, ha pedido disculpas por los fallos de seguridad en la red social que posibilitaron el uso no autorizado de los datos personales de millones de usuarios.

“No adoptamos una visión suficientemente amplia de nuestra responsabilidad, y fue un error enorme. Fue mi error, y lo siento. Yo comencé Facebook, yo la administro, y soy responsable por lo ocurrido”, ha declarado Zuckerberg en una audiencia ante una sesión conjunta de dos comisiones del Senado.

Entre los asuntos abordados en la audiencia destaca el escándalo por la filtración de datos a Cambridge Analytica, considerado, de hecho, el capítulo más grave, pues los datos personales de los usuarios fueron usados de forma no autorizada por la citada consultora para apoyar a Donald Trump en la campaña electoral que le llevó a la Presidencia en 2016.

En este sentido, el senador republicano Chuck Grassley ha declarado en la apertura de la audiencia que este escándalo muestra que los usuarios de las redes sociales “no han entendido por completo la cantidad de sus datos que son colectados, protegidos, transferidos, usados y abusados”.

En respuesta, el multimillonario de 33 años ha reconocido que la empresa no hizo “lo suficiente” para evitar que se hiciera mal uso de las herramientas ligadas a Facebook y “eso se aplica para la divulgación de noticias falsas, interferencia extranjera en elecciones, y uso de discursos de odio”.

Los senadores también le han preguntado al director ejecutivo de Facebook la razón por la que la compañía ha tardado tanto en tomar las medidas necesarias para controlar el uso ilícito de los datos personales de sus usuarios, pese a que las primeras denuncias se conocieron hace ya años.

Zuckerberg se justifica aduciendo que Facebook desarrolló herramientas basadas en inteligencia artificial para interceptar expresiones de odio o “propaganda de terrorismo”, y que aun así la empresa tiene casi 20 000 personas trabajando exclusivamente en ello.

Al margen del mea culpa general, la compañía ha anunciado la creación de una comisión independiente que investigará “los efectos de las redes sociales en las elecciones y la democracia” y Zuckerberg, por su parte, ha admitido que sus auxiliares están trabajando de forma “confidencial” con el equipo del fiscal especial estadounidense Robert Mueller, que estudia la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de EE.UU. de 2016. Algo que Rusia, de hecho, ha negado en multitud de ocasiones.

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
A %d blogueros les gusta esto: